LA IMAGEN SE COME POR LOS OJOS

La cabaña del bosque ( Álex R. Bruce)
14 marzo 2020
VIAJE A LA NADA
19 febrero 2020

LA IMAGEN SE COME POR LOS OJOS

He optado por un voto de silencio

no abriré la palabra ni los contornos

Que al final son lo mismo

Desde que aprendí a materializar el dolor

He preferido guardarlo como un estigma

dentro de la carne

La piel ajada denota mis años

en daños en la glíptica de su paso

una huella líquida me compone

Puedes saber cuántas noches he sufrido

el insomnio por no tener donde cantar los fuegos

ni renacer las cenizas de un nombre

que se repite como partidos de soccer o

la corrupción

Abandono el vuelo del protagonista

hay pliegues de papel en mis alas

me mojo y el llanto, saliva, me relame el miedo

respiro porque no sé cómo

detener las manecillas de los árboles y

las sogas me aterran por su similitud con el diablo.

DE AHORA EN ADELANTE

es la hora de la imaginación,
de romper contra la almohada
los recuerdos imprecisos de tu rostro.

Aún puedo oler el rojo de tus vértices
al cerrar los ojos,
la metáfora de tinta húmeda,
ombligos y estrías
que conservo en el armario.

Busco los restos invisibles de tu piel
sobre mi vientre,
las hormonas alborotadas de los pájaros,
el hogar clandestino del agua.

Balanceo la sed de alma y cuerpo de algodón
de mis instintos.
Excavo la ilusión de las paredes.

Lo que queda de mi tiempo
te demanda.