VIRUS

LO QUE EL AGUA ME DIO – FRIDA KAHLO
13 junio 2020
La cabaña del bosque ( Álex R. Bruce)
14 marzo 2020

VIRUS

POSITIVO

 

Veo monederos que se frotan contra sí mismos

tratando de desinfectar el cuerpo

dejando, es cierto,  intactas las pérdidas del alma.

Con tanto espacio vital

que podría caber un nuevo mundo

entre las pieles desposeídas de los bordes

donde largos corren los ríos que cambiaron

el mercurio por el agua.

Ya no el hogar, porque ni siquiera

existe la casa.

Y fuera de las puertas

las fronteras no pueden contener el aire

de una calamidad extensamente abarrotada:

Sur contra Norte,

Occidente y esa ‘Otra’ costa lejana

hacen de la rosa de los vientos

un hospital improvisado,

un cementerio, un campo de batalla,

donde la calma es un lujo

no de los viejos monarcas

sino de quienes saben

que en este mundo todo cambia.

Mientras tanto me pregunto si serás

el próximo,

o si en mi corazón abatido

querrás descansar tranquilo,

lejos del miedo

en aquellos viejos sueños que tuvimos

siendo libres del tiempo

saltando encima de la cama.

Cuatro paredes se ciernen
totémicas
donde el miedo afila
la mente en vela

Lo otro
salvando el muro
aún

lo otro
salvando la historia
contada

no la de uno

no la ínfima
historia de uno
como gota trizada

la elaborada
salvando

como
bramido detrás
del aire enfermo
detrás
de la intangible zarpa

lo otro

que efervescente
pía surca nube
despunta
su yema verde

incontenible

como la luz
por el espacio

CANCIÓN DEL HOMBRE VERDE

               I

          FUEGO

 

El abuelo fuego baila ante mí

 

soy un hombre verde he visto

la crecida de las aguas sobre

la tribu una rosa

devorando un roble la tierra

me sumía hasta el cuello de mi boca

un vómito de insectos el viento

me limpia lo que el agua

no supo el hermano pino

me acaricia se cofunde no

somos culpables de nada tengo

raíces eréctiles para la vulva

oscura de la tierra yo he visto

más allá de Orión cosas que un androide

no contaría el viento me mece

las ramas me trae el arrullo

alegre del canto de la tribu

minuit

minuit

minuit

una rosa doma las aguas

primeras con gusto me devora soy

un hombre verde no somos

culpables hermano yo he visto

piñones dorados

caer

del corazón a la tierra brotar

de los brazos arbóreos burbujas

de estrella mi espalda resinante una

corteza troncomadre hemos

dejado mudos al viento         los androides me

han nacido piñas en Sirio     en Antares en

el cáliz embarazado de la rosa

bulto a-políneo en-

vuelto a la saliva la tribu

agradece el celo la semilla soy

un hombre vórtice verde de pino gota

de viento de repente padre y violeta

el abuelo fuego ríe ante mí soy

un hombre verde soy un hombre

y eso es más

que un hombre solo

 

                 II

            MADRE

 

Si tu madre viene de rodillas a ti

álzala

enderézate     tú brezo

el brezo  -tu padre-  que la rosa

cubra las aguas lanza la piedra

origina más allá del último asteroide

ondas dentro de ti alas plegadas tosco

sayal vive en la karuna enderézate

álzala a la madre de padre

solamente

una rodilla para desalambrar

los ríos lirios africanos en tu frente

si lo que viene de rodillas es

 

tu corazón que no sabe del daño

tu corazón una piedra que flota

tu corazón asteroide si tu madre

 

viene de rodillas a ti y en la verde

compasión del olmo se macera

un padre brezo

madera para las cercas de los ríos

madera enderézate corazón

marea de la rosalirio

fresada en tu frente

rosa de gracia

si tu madre viene a tu hombre

verde tómala con las alas

si tu madre

viene

álzala

 

                             III

                         TIERRA

 

Lento canto de la tierra

en mi boca

chorro lento    aes acorazonadas

la Madre

limpiando mi cabeza

esmero y cristal

yo me fui a un túnel de luz para poder

regresar dime madre por qué

no te perdoné antes canto

largo sostenuto el corazón

donde ya no soy pinzado dime

madre el amor mutuo por qué

nos lo escondimos tanto qué canto

de aes me das escoba que me barre

me arregla el mechón de la herida

lento           largo             sostenuto

cantabile

dime canto boca chorro quiénes

nos dimos orgullo desmadrado dime

tanto duelo

dime tanta boca Madre Tierra

para tenernos en paz des-

abúrreme de estos días

destierro

de cielo mas  –ya aúllan los lobos-

habré de salir                 hombre

de nuevo

-fuego verde-

al bosque

No se puede comprar flores
(en tiempos del Covid-19)

Hoy he ido a la pollería,
poca cosa, unos huevos,
un queso fresco de cabra
y a casa.

Pasaba por allí de regreso
del buzón de correos.
Que cosa más antigua
el buzón de correos.

Detrás de la mascarilla
había otro señor comprando

Coja unas flores, dijo la dependienta,
las ha dejado la florista, se iban a perder.

En un pozal con agua
varios ramos vestidos de papel,
todavía en buen estado,
miraban desconcertados
el alarmado desfilar de las personas.

Cogí uno.
Nunca he sido de flores,
pero triste pensé en ella,

le gustan más que a mí.

Me di cuenta que…
ya no se puede comprar flores.

No se puede comprar flores
porque un virus invisible
nos transforma en muertos,
colapsa los hospitales,
malhiere las sociedades.

Las cosas que hemos perdido
porque la sociedad también enferma,
no sólo los hombres, ni los perros.

La vida no es idílica.
Somos la misma bestia que surgió
del abrupto origen, del árbol,
de la sabana antigua, de la sangre.

Al final de la fortaleza de los coches
de los tanques o de las máquinas
está la muerte de los hombres.

No es la peste, ni el tifus, ni el cólera,
son tiempos modernos
en los que las matemáticas

Inundan la medicina.
Es el covid-19.

Y no puedo pensar más allá de que
hoy no se puede comprar flores

Hoy
no se puede
comprar
flores

PREGUNTAS RETÓRICAS

 

Cuántas horas caben en el agujero tras la bala

de la rutina y el tedio.

 

Quién culpa al niño del ruido del estornino

estridente y funesto y dañino.

 

Dónde se guarda el frío del cuerpo

que duerme bajo la manta dorada.

 

Cuándo las campanas dejarán de tocar

a muertos a las doce en punto del día infinito.

 

Qué habrá detrás de la nada si nadie habla.

 

Mudez en bocas mandatarias

que nada dicen sobre un futuro

que ya no es nuestro y no nos pertenece.